¿QUÉ SIGUE DESPUÉS DE LA PREGUNTA BÁSICA EN BIODESCODIFICACIÓN?

Cuando visitamos a un especialista en biodescodificación o leemos una publicación casi siempre nos quedamos con una pregunta como esta: “¿Qué tengo que hacer?”

La Biodescodificación se basa en algo simple: “emocionarse”.

Todos los síntomas, responden a un conflicto emocional que no es gestionado, no es expresado o es ignorado.

Los médicos, nuestros padres, y la sociedad en general, nos han enseñado que cada que “estamos enfermos” debemos encontrar la causa o lo que es peor, no debemos encontrarla, debemos “ajustarnos” a lo que los demás nos dicen que fue la causa.

Y entonces vamos por la vida creyendo, pensando y repitiendo, diálogos que se convierten en mantras, estos terminan instalados en nuestra memoria, tales como: tengo diabetes porque la heredé; tengo gripa porque me enfrié; tengo tos porque me la pegaron en la oficina; tengo cáncer de pulmón porque fumo: tengo problemas en la espalda por cargar cosas pesadas; tengo callos porque me lastiman los zapatos. Podemos seguir mencionando todo lo que venga la mente para seguir caminando en la “enfermedad y sufrimiento”.

Nuestra costumbre arraigada es acudir al médico que el con su conocimiento nos diga la causa de nuestra enfermedad. 

Otros de nosotros estamos acostumbrados a no pensar lo que es peor, a no sentir ya que más que nos expliquen la emoción oculta que tenemos que buscar, no lo intentamos siquiera por escepticismo o incluso incredulidad.

No somos capaces de regalarnos 5 minutos, cada que tenemos un síntoma, para encontrar aquella emoción que no supimos manejar o expresar.

En Biodescodificación, podemos orientar a la persona sobre el conflicto que deberá buscar. Toda la información al respecto, o la gran mayoría de ellos, expresan el resentir, la razón emocional que causa tal o cual molestia. De verdad, no esperen que “alguien” les diga qué hacer para sanar, porque eso nunca sucederá.

Ni siquiera en sesión de Biodescodificación, el especialista les dirá qué hacer.

La Biodescodificación funciona de la siguiente forma:

“Si yo necesité “emocionarme” para enfermar, yo necesito de una emoción para sanar”.

Pues bien, entonces, si yo necesité tener un pleito o discusión en el territorio con una persona cercana para que me diera gripa, ¿por qué, cada que me da gripa, yo me pongo a pensar qué día me enfrié, qué día no me puse el suéter, qué día tomé algo con hielo o qué día me contagiaron en la oficina…?

En Biodescodificación, sólo hay una pregunta válida: 

“¿Qué sucedió en mi vida, emocionalmente hablando, el día o los días previos a que yo me enfermara?”

Esa es la única pregunta válida. 

Dejemos ya las creencias, las formas que teníamos para cuestionar nuestros síntomas, totalmente obsoletas e incorrectas, y comencemos a hacernos la pregunta correcta.

Porque sólo descubriendo ese preciso conflicto, emocionándonos al descubrirlo, haciendo “click” al descubrirlo, podremos sanar. Hay síntomas que llevan mostrándose por años en nuestras vidas, ya hasta nos hemos acostumbrado a padecerlos, con todo y que nos molestan tanto, somos incapaces de “sentarnos a pensar”.

“¿Qué sucedió en mi vida, emocionalmente hablando, el día o los días previos a que yo me enfermara?”.

Ojo, hay síntomas, que, por su naturaleza, tardan más que otros en mostrarse. Entonces, para esos casos, modifiquen la pregunta por:

“¿Qué sucedió en mi vida, emocionalmente hablando, 3 meses antes de que me detectaran la enfermedad? O “¿Qué sucedió en mi vida, emocionalmente hablando, 6 meses antes de que me detectaran la enfermedad?”

Sólo así daremos en el blanco. Sólo así sanaremos.

Pues bien, una vez que ya nos hemos hecho la pregunta básica cuando aparece síntoma, y que como recordarán es la siguiente:

“¿Qué sucedió en mi vida, emocionalmente hablando, el día o los días previos a que yo me enfermara?”.

Vamos a regalarnos unos minutos a solas para reflexionar.

Aquí no entran los pretextos de:

– ¡Uy! No me acuerdo.

– Ya tiene mucho tiempo.

– Estaba yo muy chico o chica.

– No lo sé.

– Etcétera. 

Si tu respuesta a la pregunta básica, es alguna de las anteriores o similar, definitivamente la Biodescodificación no es para ti y es mejor que corras a ver a tu médico y sigas en la vida que vives (matrix), creyendo que algo de “fuera” te enfermó.

Deja una respuesta