Mensaje de tu Rostro

Hola, soy tu cara, sí esa que ha ido cambiando conforme transcurre el tiempo. Quiero platicar contigo: sé que te pareces, por genética, a tu familia, más a unos que a otros. Que, si tienes los ojos de tu papá, la boca de mamá, te ríes como la abuela, haces el mismo gesto que la tía, el mismo lunar que el abuelo y un largo etcétera. 

Todas esas características pertenecen a tu familia, a tu linaje, son características que compartes con ellos, de ahí que tengamos ciertas costumbres, particularidades, idiosincrasias, que tienen todos. Sin embargo, tu vida la vives tú y en tu rostro se van marcando tus vivencias, tus sentimientos, emociones, pensamientos, intenciones, todo lo pensado y vivido. 

El cabello dice cómo somos: largo, eres libre pensador; corto, práctico; lacio, buena compañía; ondulado, éxito; chino, inestable; siempre hacia atrás y amarrado, rigor; raya al lado, romántico; raya en medio, seguro y atrevido; muy abundante, longevidad; si lo dejas sobre los hombros, te importa mucho tu apariencia.

Una frente amplia indica que tuviste apoyo durante tu infancia, pero si tu frente es estrecha, eres bueno para los deportes y las cifras. Las cejas aluden a cómo nos ven los demás, esto es, unas cejas pobladas señalan buena presencia social; en cambio unas cejas muy delgadas, nos apunta a que la persona se estresa con facilidad. 

Revisa tus ojos, porque los ojos grandes pertenecen a personas muy emocionales. ¡Ah! Llegamos una de las partes que más te interesa, la nariz. ¿Por qué? ¡Porque es el palacio de la riqueza! La punta debe ser redonda y tus fosas nasales no deben verse al estar de frente, de lo contrario, gastas mucho. También debes tener cuidado con los vellos de la nariz, pues si se asoman, representan gastos. No los arranques, porque no solo duele muchísimo, hace daño para tu olfato; mejor recórtalos.

Tu boca, representa las oportunidades, de tal forma que, si la tuya es grande, no solo tendrás grandes oportunidades, también nos dice que te gusta la buena vida. Lo ideal es que los labios sean carnosos e iguales, porque se trata de una persona equilibrada que destina lo mismo para los placeres que para lo espiritual y superación, además es más sensual que sexual. En cambio, uno labios muy delgados dicen que la persona es más sexual que sensual y muy apegada al deber. Pertenecen a personas que trabajan mucho, para ellos solo es el deber y llegan, incluso, a ser crueles.

Tu mentón, revisa cómo es, si es redondeado, te gusta la vida familiar y eres amable, diplomática y cordial. Un mentón en pico nos dice que la persona es desapegada de la familia y se siente sola, pero si está hacia adelante, tienes mucho empuje y sales triunfando de cualquier situación difícil.

Mírate frente al espejo y mira tus características. ¿Te reconoces? Ámate tal cual eres y trabaja en el área que deseas modificar para tu bienestar. Deja tu comentario, pregunta o házmelo al aire en el programa: Tu letra, tu rostro; en sintonía. Los martes a las 14:00 h.

Licenciada, MaríCarmen Quijano Aguilar. Perito en grafología y grafoscopía con especialidad en morfopsicología y grafoselección por competencias.Mayo de 2020

Deja una respuesta