MASTURBACIÓN FEMENINA Y MASCULINA

Para comenzar con este tema primero tendríamos que definir o construir la definición de masturbación.
La masturbación es todo acto autoestimulatorio que tiene a producir o incrementar la satisfacción sexual; existe la masturbación femenina y masculina en todas las etapas de la vida y eso no significa que seamos depravados sino que en cada etapa de nuestro desarrollo conocemos nuevos estímulantes que no necesariamente tienen carga sexual. Esta práctica es tan antigua como los primeros seres humanos, pero continua como un tema tabú, a menudo condenado pero universalmente practicado.
Hemos aprendido sobre la masturbación a edades más tempranas y de una forma más detallada que en el pasado, en su mayoría a través de internet (pornografía), películas, revistas o libros. Actualmente, la masturbación está vinculada a los indicadores de la salud sexual y buen marcador de la función sexual femenina y masculina, debido a su función educativa y al (re)conocimiento del propio cuerpo.

La masturbación favorece la salud al dotar al cuerpo de sensación de bienestar, fomentar el sueño e incluso proteger al organismo de infecciones. Algunos estudios afirman que muchas mujeres dicen tener mejores orgasmos con la masturbación que con el coito, en tanto en los hombres es una actividad que ayuda a prevenir el cáncer de próstata.

Algunos beneficios de la masturbación son:
Liberación de neuroquímicos como: endorfinas y serotonina.
Sirve para mejorar la firmeza de nuestros músculos pélvicos.
Funciona como contraarrestante de cólicos menstruales.
Favorecer a la relajación contra en insomnio.
Fortalece el autodescubrimiento y mejora la autoconfianza.
Fortalece el sistema inmunológico.

Deja una respuesta