Las películas animadas (no) son solamente para niños

Durante mucho tiempo se ha pensado que las películas animadas son películas dirigidas a un público infantil, pero nada podría estar más alejado de la realidad.

Las películas animadas se basan en técnicas donde a dibujos en dos o tres dimensiones se les aplica movimiento para crear historias. Si bien, la mayoría de estas películas son infantiles, realmente se trata de películas que las pueden disfrutar personas de cualquier edad, pero hay algunas que son para un público más maduro por las temáticas que tratan.

A continuación, te comparto una pequeña selección de este tipo de películas:

Persépolis (Persepolis)

Esta película animada francesa que se estrenó en 2007 y es una adaptación de la novela gráfica y autobiográfica de Marjane Satrapi. Cuenta la historia de cómo Marjane fue creciendo en un país donde los fundamentalistas tomaron el poder en su país (Afganistán) en los años 70s. Marjane creció en una familia con costumbres occidentales, por lo que tener a un gobierno tan conservador y autoritario fue el origen de su rebelión. Sus padres, preocupados, la mandaron a estudiar a un liceo en Viena y en algún momento tuvo que dejar su país de manera permanente. Marjane aprenderá que la rebeldía solo funciona si se hace por las razones correctas.

El Príncipe de Egipto (The Prynce of Egypt)

Esta película es un poco más conocida. Se estrenó en 1998 y, personalmente, considero que ha sido infravalorada, tanto por su historia como por la animación en sí. Nos habla sobre Moisés, un judío que es criado como príncipe y su historia de cómo se convirtió en el liberador del pueblo hebreo del imperio egipcio. Si bien está basado en una historia bíblica, la película cuenta con una animación y música memorables, además de grandes enseñanzas que tienen un gran impacto tanto en niños como en adultos.

El gigante de hierro (The Iron Giant)

Otra película conocida y que en al momento de su estreno fue infravalorada es: El gigante de hierro, estrenada en 1999. Después del lanzamiento del Sputnik 1, un robot aparece en una costa y se refugia en un bosque cerca de la ciudad de Rockwell en los EE.UU. Es encontrado por Hogarth Hughes, un niño de 9 años que vive con su madre viuda. Hogarth y el robot se hacen amigos, pero un agente del gobierno llega a la ciudad y cuando descubre al robot lo ve como una amenaza, haciendo que llegue un contingente del Ejército de los EE.UU.

Mi vecino Totoro (Tonari no Totoro)

Esta película ochentera es la más representativa del estudio japonés Studio Ghibli y es considerada una de las mejores películas animadas de la historia. Nos cuenta la historia de Satsuki y Mei, quienes se mudan junto a su padre Tatsuo a una casa en un poblado rural para estar más cerca de su madre, quien está hospitalizada. La casa que habitan está llena de pequeños espíritus, y cuando Mei ve a una criatura blanca decide seguirla por el bosque y es así como conoce a Totoro, un espíritu más grande. Cuando le cuenta a su padre, éste le comenta que se trata de “el guardián del bosque”. Esta película causó revuelo internacional y se centró en sensibilizar sobre la niñez, tanto la parte llena de luz como la de oscuridad, por lo que es un recordatorio a los adultos sobre esta etapa. Además, las escenas son bellísimas gracias a los colores cálidos utilizados en la película. Actualmente está disponible en Netflix.

La princesa Mononoke (Mononoke Hime)

Otra película de estudio Ghibli estrenada en 1997. De nuevo observamos una película con alta calidad estética y de animación, con casi el 100% de los dibujos realizados a mano y escenarios basados en el verdadero Japón. Esta película nos habla sobre la lucha eterna entre la preservación de la Naturaleza y su destrucción para asegurar el progreso tecnológico. Está centrada en una época de la cultura japonesa llamada Muromachi japonés comprendida entre los siglos XIV y XVI. Es una película que te abre los ojos sobre la importancia de nuestros recursos y un viaje cultural para conocer a las antiguas etnias de Japón. Actualmente está disponible en Netflix.

El pan de la guerra (The Breadwinner)

Basada en la novela homónima escrita por Deborah Ellis, El pan de la guerra es una película que nuevamente nos ubica en un Afganistán gobernado por los talibanes bajo un régimen muy estricto y extremadamente machista. Nos cuenta la historia de Parvana, una niña de 11 años y su familia. Cuando su padre es injustamente encarcelado, la familia de Parvana no tiene dinero para comer, por lo que Parvana se disfraza de niño para poder salir sola a la calle y trabajar. Esta película tiene una animación hermosa y nos habla sobre la consecuencia de las guerras y la situación de las mujeres en este país, además de una hermosa enseñanza sobre la familia y la valentía. Para escribir la novela, la autora entrevistó a mujeres y niñas refugiadas en Pakistán y Rusia. También la encuentras disponible en Netflix.

FernGully: las aventuras de Zak y Crysta (FernGully: The Last Rainforest)

Otra película que puede ser disfrutada por chicos y grandes es FernGully: las aventuras de Zak y Crysta, estrenada en 1992. Esta película nos habla sobre FernGully, una selva tropical ubicada en Australia y que es hogar de Crysta y sus amigas hadas. Los seres humanos son un mito, se cree que están extintos después de que Hexxus, un espíritu destructivo y tóxico de la naturaleza, fue derrotado. Pero Crysta conocerá a un humano, Zak, al que, intentando ayudar, reduce de tamaño y es así como éste la acompaña con Maga Luna, quien podrá ayudar a regresarlo a su tamaño normal. Zak es un leñador, pero al conocer el maravilloso mundo de Crysta, reconoce que lo que hacen con el bosque está mal y decide ayudar a salvarlo, pero el temible regreso de Hexxus pondrá todo en peligro. Una película ecologista que además nos habla del trabajo en equipo, el sacrificio, la amistad y la responsabilidad.

La tumba de las luciérnagas (Hotaru no Haka)

Una película más de Studio Ghibli, estrenada en 1988 y dirigida por Isao Takahata. Esta bella y muy conmovedora historia está basada en la novela de Akiyuki Nosaka, quien a su vez escribe sobre algo que él vivió. Ambientada en el Japón después de la Segunda Guerra Mundial, esta película nos muestra la historia de dos hermanos, Seita, de catorce años, y Setsuko, de cinco años. Después de perder a su madre y esperando el regreso de su padre de la guerra, estos hermanos se van a vivir con una tía que los maltrata, por lo que escapan e intentan sobrevivir. Con ayuda de la imaginación, Seita ayuda a su hermanita a sobrellevar su nueva vida, pero las necesidades básicas como el alimento, pronto hará que la salud de Setsuko decaiga, y Seita, al tratar de salvarla, se enfrentará a un mundo lleno de crueldad e indiferencia. Disponible en Netflix y con un profundo enfrentamiento a la realidad de las guerras.

El Planeta Salvaje (La planète sauvage)

Esta es la película menos “infantil” de la selección de hoy y fue estrenada en 1973. Se trata de una película que combina fantasía, ciencia ficción, surrealismo y un toque psicodélico y nos narra una historia que revierte los papeles del ser humano en el mundo. Los seres humanos son llevados a un planeta habitado por los Draags, unos gigantes humanoides que tratan a los seres humanos (quienes ahora reciben el nombre de “oms”) como mascotas (los afortunados) o que simplemente vagan libremente por el mundo en espera de ser exterminados. Con una animación innovadora en su época, esta película de culto, nos muestra cómo el ser humano se siente dueño del planeta sin considerar a las demás especies que lo cohabitan y, así mismo, qué pasa cuando dos culturas chocan (algo que hemos visto repetidas veces en la historia).

¿Y tú qué películas animadas no infantiles conoces?

Deja una respuesta