La importancia de ser El Hombre-Araña en México

Fue en agosto de 1962, en Estados Unidos de América, en el último número de un comic cuyo título era Amazing Fantasy, el #15 en el que apareció, de las mentes de Stan Lee y Steve Ditko. Un personaje que estaba destinado a vivir un sólo número.

Sin embargo, fue tal el éxito de éste personaje entre los lectores, que poco después, en marzo de 1963, obtuvo su propia serie, dando así inicio a una larga carrera en las viñetas, misma que se ha extendido a prácticamente todos los medios de difusión, entretenimiento y mercancía coleccionable.

Este personaje debe gran parte de su éxito a que Marvel destacaba sus características humanas, como todos los que rodean sus historias: amigos, familiares, aliados, villanos, amores y conocidos ocasionales, e incluso estando con otros personajes de otros títulos de Marvel Comics, continuaban destacándose estas características. A diferencia de los personajes de DC y otras editoriales, en donde los héroes eran casi dioses, incorruptibles y poderosos… en Marvel sobresalían situaciones humanas.

Si llegaste hasta aquí y aún no sabes de quién hablamos, como pista, vuelve a leer el título de este artículo. Aunque casi estoy seguro que conoces a Peter Benjamin Parker Fitzpatrick y su alterego Spider-Man o mejor conocido en nuestro país como: El Hombre-Araña.

La llegada de nuestro arácnido amigo a tierras mexicanas, se dio en junio de 1963, a poco menos de un año de su debut y a solo tres meses de la aparición de su propio comic.

En Editorial La Prensa, nuestro héroe fue bautizado como El Sorprendente Hombre-Araña, ellos fueron los primeros en traernos las aventuras del trepamuros, quién ha pasado por varias editoriales en nuestro país. Ordenadas de forma cronológica: Macc Division, Novedades Editores, Grupo Editorial Vid, Marvel México, de vuelta a Grupo Editorial Vid y Editorial Televisa en la actualidad.

Estos continuos cambios de editorial han hecho que nuestro alegre vecino sea el único superhéroe norteamericano que ha sido publicado ininterrumpidamente en nuestro país desde su primera aparición.

Por eso, las aventuras del Hombre-Araña han sido leídas y seguidas por varias generaciones de lectores, quienes han crecido con el personaje; pues cabe resaltar que dentro del marco humano que Marvel les da a sus personajes, Peter Parker ha crecido en sus páginas, literalmente.  En sus inicios, lo vimos como un estudiante de preparatoria y actualmente es un adulto de entre 30 y 35 años (eso de las edades en los comics se los platicaré en otra ocasión), así se puede identificar con sus lectores.

Del mismo modo, además de disfrutar de las aventuras del arácnido salvando la situación y venciendo a los villanos, también hemos sido testigos y cómplices de Peter en su vida cotidiana, desde sus problemas escolares hasta sus problemas de todo adulto, sus amores, sus logros, sus desamores, sus pérdidas y el cómo ha sorteado todo eso, su día a día, en fin, su crecimiento y evolución como ser humano.

Por eso, Spidey en sus comics (de su aparición en otros medios hablamos después) nos ha demostrado su tenacidad, fortaleza y actitud ante la vida, enseñándonos a vivir un poco la nuestra, ya que Peter Parker/El Hombre-Araña es quizá el superhéroe más humano de todos y el que más valores tiene, siendo un ejemplo para sus seguidores… ¿qué esperan? vayan a leer algunas arácnidas aventuras y a tener las propias y recuerden que leer un comic diario, mantiene una imaginación sana.

Por: J David M. Jiménez

Deja una respuesta