Beneficios de escribir a mano

  • Mejora mucho la capacidad de concentración. Cuando escribimos a mano, proyectamos con atención aquello que estamos escribiendo. Colocamos el foco en lo que tenemos escrito y lo que estamos escribiendo. Repasamos, con la lectura, que nuestro escrito sea entendible y coherente.
  • Relaja, evita la ansiedad y combate el estrés. Hay un ejercicio viso motor, que realizamos al escribir, pero ya lo hacemos automático, este ejercicio nos mantiene entretenidos. El escribir, es una dinámica del pensamiento, por lo que hace que, en ese momento, se evadan los problemas y las preocupaciones.
  • Favorece la creatividad. Cuando escribimos a alguien, nos encargamos de que quede muy claro el escrito, pero, sobre todo, que se vea estéticamente bien. Entonces, tal vez le añadiremos algunos ornamentos a las letras, o simplemente hacemos que el escrito quede bien distribuido en el papel.
  • Ayuda a cumplir sueños. Muchos deseos son puestos en papel, desde la petición a los reyes magos y santa Claus, hasta lo que queremos de regalo en el intercambio de nuestro trabajo. El hecho de pensarlo y desearlo, despierta nuestra imaginación.
  • Mantiene joven a nuestro cerebro. ¿Cómo se logra? Al favorecer la psicomotricidad, hace que se mantenga activo y por consecuencia, lo conserva joven.
  • Fomenta la perseverancia. Invita a la constancia y mucho mejor con la letra palmer o cursiva. Al escribir a mano, activa la asociación de ideas, de pensamientos y la lógica, lo que nos estimula la perseverancia y la constancia.
  • Activa la memoria. Se coordinan ojo, cerebro y mano. Mientras el cerebro piensa lo que se escribe, el ojo vigila que esté todo escrito y de manera correcta y la mano, lo realiza. Al volver a leer lo escrito, el cerebro lo procesa, lo retiene y lo archiva y así queda en la memoria.
  • Enriquece el aprendizaje. Al aprender, nuestro cerebro hace el proceso constante de análisis y síntesis, esto hace que se procese mejor la información. Si la escribimos, logramos realizar un mapa mental con la información, misma que se ordena y estructura.

Con todo esto, valoramos el acto maravilloso de escribir a mano, además de que podemos elegir el instrumento para escribir.

MariCarmen Quijano 

Deja una respuesta